“Compañeros Cambiaso, Pereyra Rossi y Yagüer, presentes, ahora y siempre”


Familiares, ex compañeros de militancia y organizaciones de derechos humanos, homenajearon a los dirigentes peronistas Osvaldo Cambiaso y Eduardo Pereyra Rossi, quienes fueron secuestrados el 14 de mayo de 1983 en el marco de un operativo encabezado por el Batallón 121 del Ejército y luego asesinados por una patota de la policía bonaerense al mando del ex comisario Luis Abelardo Patti.

El acto se llevó a cabo este jueves a las 13 en el mismo lugar donde se desplegó hace 32 años el operativo conjunto del Primero y Segundo Cuerpo de Ejército. Estuvo presente una de las hermanas de Cambiaso, Gladys, quien junto a Ethel son querellantes en el juicio oral y público que comenzará el próximo 16 de junio, por el que serán juzgados 12 represores, entre ellos el último presidente de facto Reinaldo Bignone.

Acompañados por los dueños del local, que como todos los años prestan el lugar para realizar el habitual homenaje a los dirigentes peronistas, organizaciones sociales de derechos humanos, como el Movimiento Evita, La Cámpora, el Colectivo de ex presos políticos y Sobrevivientes e Hijos, recordaron el contexto en que se produjeron los asesinatos de los dos militantes y se comprometieron “a defender tanto el actual proceso de juzgamiento a los genocidas, como las banderas de lucha por las que pelearon Carlón y el Viejo”, apodos estos últimos con los que se conocía a Pereyra Rossi y Cambiaso.

También se homenajeó a Raúl Clemente Yagüer, otro ex militante de la organizaciones Montoneros asesinado en unos días antes, el 30 de abril de ese año en la provincia de Córdoba.

De acuerdo a la investigación, Cambiaso y Pereyra Rossi –en ese momento referentes de un sector del peronismo que se aprestaba a participar del llamado a elecciones ya convocado por el gobierno de facto–, fueron llevados a las afueras de la ciudad, sometidos a graves tormentos y luego entregados a un grupo de tareas de la Policía bonaerense comandado por Luis Abelardo Patti. A los dos días, los cuerpos de ambos aparecieron en la localidad bonaerense de Lima, con claros signos de tortura y de haber sido fusilados.

Entre las voces que se escucharon en el acto, estuvieron las de Luis Mejía, del Colectivo de ex presos; Juan Pablo Bustamante, de la comisión directiva de Amsafé Provincial; Nadia Schujman del equipo jurídico de Hijos Rosario; y José Berra, referente del Movimiento Evita y ex compañero de Cambiaso y Pereyra Rossi.

Nadia Schujman, como abogada de Hijos y representante legal de las hermanas Cambiaso, brindó algunos detalles del juicio que comenzará el próximo 16 de junio. “Estarán sentados en el banquillo de los acusados, Reynaldo Bignone; el ex comisario Luis Patti; el suboficial de la policía bonaerense, Juan Amadeo Spataro; y los integrantes del Destacamento de Inteligencia 121, Pascual Guerrieri, Luis Muñoz, Juan Andrés Cabrera, Ariel Zenón Porra, Walter Pagano, Carlos Sfulcini, Antonio López, Jorge Rodolfo Rodríguez y Carlos Alberto Lucena”, indicó Schujman.

La abogada, hizo además un reconocimiento a las hermanas Cambiaso y la familia de Pereyra Rossi “por su persistencia y tenacidad en la lucha por le juicio y castigo, del mismo modo que lo ha hecho un montón de gente que ha peleado para que llegue esta instancia, como sus ex compañeros de militancia y las organizaciones de derechos humanos de la ciudad”.

Por su parte, José Berra, a cargo del cierre del acto, destacó que “este homenaje que hacemos todos los años tenga lugar a pocos días del inicio del juicio a los asesinos de los compañeros, lo que demuestra la importancia de la lucha militante y de los avances que hemos conseguidos en esta década”.

El referente del Movimiento Evita, hizo alusión al contexto electoral de este año y remarcó que “tenemos que defender este proceso de Memoria, Verdad y Justicia convertido en política de Estado por este gobierno, y dejar en claro, con la militancia y la lucha, que sea quien sea el próximo presidente, sobre esto y todos los derechos conquistado en estos años, como las paritarias, las restatizaciones, las asignaciones universales, que nos estamos dispuestos a retroceder”.

“Compañeros Cambiaso, Pereyra Rossi y Yagüer, presentes, ahora y siempre”, fue la consigna con la que concluyó el acto.

Lee el Articulo Completo

A 32 años del último crimen de la dictadura: Homenaje a Cambiaso y Pereyra Rossi



Un mes antes del inicio juicio oral y público, como cada 14 de mayo, organizaciones de derechos humanos, sociales, políticas y familiares de Osvaldo Cambiaso y Eduardo Pereyra Rossi, recordarán a los militantes asesinados a fines de la dictadura.


Según informaron los organizadores a través de un parte de prensa, el homenaje se realizará este jueves a las 13 en el bar Magnum (Ovidio Lagos y Córdoba), donde los dirigentes peronistas fueron secuestrados el 14 de mayo de 1983, en el marco de un operativo de fuerzas conjuntas al mando del Batallón 121 de Inteligencia del Ejército.


El ya tradicional homenaje, tendrá como particularidad este año que se realizará a un mes del comienzo del juicio oral y público por el secuestro, las torturas y el posterior asesinato de Cambiaso y Pereyra Rossi, cuyo inicio estaba previsto para febrero de este año, que fue postergado por la incorporación de dos nuevos imputados al proceso, y que finalmente comenzará el 16 de junio.


“Como todos los años, volveremos a recordar a nuestros compañeros, quienes fueron un símbolo de la resistencia contra la dictadura y un ejemplo de compromiso en la lucha por la construcción de un país para todos, soberano y con justicia social”, indicaron en el parte de prensa.


“Que este acto se haga a pocos días del juicio por sus asesinatos, es una muestra de que tras treinta y dos años de lucha estamos venciendo al olvido y a la impunidad, y que sus sueños están más vigentes que nunca”, añadió el texto de la convocatoria.


La actividad es convocada, entre otros espacios y agrupaciones, por el Colectivo de ex presos políticos y sobrevivientes, el Movimiento Evita e H.I.J.O.S. Rosario. También estarán presentes las hermanas Cambiaso, Gladys y Ethel, quienes además son querellantes en la causa.


De acuerdo a la investigación, los ex militantes montoneros –en ese momento referentes de un sector del peronismo que se aprestaba a participar del llamado a elecciones ya convocado por el gobierno de facto–, fueron llevados a las afueras de la ciudad, sometidos a graves tormentos y luego entregados a un grupo de tareas de la Policía bonaerense comandado por Luis Abelardo Patti. A los dos días, los cuerpos de ambos aparecieron en la localidad bonaerense de Lima, con claros signos de tortura y de haber sido fusilados.


Cuando comiencen las audiencias en los tribunales federales el próximo 16 de junio –una fecha emblemática para la militancia, ya que conicide con los bombardeos a la plaza de mayo de 1955–, en el banquillo de los acusados estarán sentados el ex dictador Reynaldo Bignone; el ex comisario Luis Patti; el suboficial de la policía bonaerense, Juan Amadeo Spataro; y los integrantes del Destacamento de Inteligencia 121, Pascual Guerrieri, Luis Muñoz, Juan Andrés Cabrera, Ariel Zenón Porra, Walter Pagano, Carlos Sfulcini, Antonio López, Jorge Rodolfo Rodríguez y Carlos Alberto Lucena.


Lee el Articulo Completo

Amelong, un represor sin matrícula



Ante la versión periodística que erróneamente interpretó que la Corte Suprema de Justicia de la Nación había anulado la decisión de Colegio de Abogados de Rosario de quitarle la matrícula al represor, difundimos la aclaración que este sábado realizó su presidenta, Araceli Díaz, y la de nuestro equipo jurídico:

“Amelong está excluido de la matrícula y no puede ejercer la profesión”, aclaró la presidenta del Colegio de Abogados de Rosario, Araceli Díaz, ante la versión periodística que erróneamente interpretó que la Corte Suprema de Justicia de la Nación había devuelto la chapa de abogado del represor condenado por delitos de lesa humanidad. Desde el equipo jurídico de la agrupación Hijos Rosario, reforzaron el planteo de Díaz y señalaron que el reciente fallo de la Corte “devino abstracto”.

“Amelong está excluido de la matrícula del Colegio de Abogados de Rosario, por lo tanto no está habilitado para ejercer la profesión en la provincia de Santa Fe bajo ningún aspecto”, precisó este sábado Díaz, en una entrevista con el programa Noticias Piratas, de Radio Universidad de Rosario. “Por otra parte (Amelong) tiene la imposibilidad física de ejercer debido a que se encuentra detenido cumpliendo su condena por delitos de lesa humanidad”, añadió la abogada.

Consultada sobre el mismo dilema, la abogada del equipo jurídico de Hijos, Nadia Schujman, reforzó el planteo de Araceli Díaz, sobre el “intríngulis jurídico” que generó la confusión. Schujman explicó que el caso sobre el que falló la Corte Suprema de la Nación, y que se conociera esta semana, fue sobre el primer intento de expulsión de Amelong en el Colegio de Abogados, pero que de ninguna manera se refiere a la última y definitiva exclusión del represor, que “se realizó el 24 de septiembre del año pasado, luego de que la sentencia por la que fue condenado a prisión perpetua quedara firme y sin posibilidad de apelación”.

La confusión se generó por un artículo periodístico, replicado en un medio local, que interpretó que un reciente fallo de la Corte Suprema de la Nación –que respondía a una vieja causa iniciada tras el primer intento de expulsión de Amelong del Colegio de Abogados–, habilitaba al represor a recuperar su matrícula. Pero tanto desde el Colegio de Abogados como desde Hijos –cuyos equipo jurídico intervino en la causa– aclararon que no es así.

Condena firme

El 31 de agosto en 2010 el TOF1 de Rosario probó la existencia de un “plan sistemático” y global con el objetivo de exterminar a militantes políticos que fue ejecutado, entre otras áreas del Ejército y la Policía, por el Destacamento de Inteligencia 121 de Rosario y dictó la primer acondena contra represores de la dictadura en Rosario. La pena para Oscar Pascual Guerrieri, Juan Daniel Amelong, Eduardo Rodolfo Costanzo, Jorge Alberto Fariña y Walter Salvador Pagano fue de prisión perpetua. Los cinco represores formaron parte del Batallón de Inteligencia 121 de Rosario que durante la última dictadura cívico militare coordinó el funcionamiento de los centros clandestinos de detención “La Calamita”, ubicado en Granadero Baigorria; “Quinta de Funes” de esa localidad; “Escuela Nº 288 Osvaldo Magnasco” de Rosario; quinta “La Intermedia” perteneciente a la familia de Amelong, ubicada a 30 kilómetros al norte de Rosario; y la “Fábrica Militar de Armas Domingo Matheu”.

En abril de 2014 la Sala III de la Cámara de Casación Penal, rechazó un recurso extraordinario presentado por las defensas de los cinco condenados del juicio Guerrieri I –con el que habían apelado su sentencia– para que el caso fuera revisado por la Corte Suprema de la Nación. En septiembre del año pasado el máximo tribunal del país declaró “inadmisible” el planteo, y dejó firme la condena a prisión perpetua de los represores.

Fuentes: Noticias Piratas/ redaccionrosario.com/H.I.J.O.S.

Lee el Articulo Completo

Comunicado del Congreso Nacional de H.I.J.O.S. a 20 años de lucha

20 AÑOS EN LUCHA

CARTA ABIERTA



Acá estamos. Veinte años después seguimos luchando. Nacimos al juntar nuestras miradas y nuestras voces desde lo que habíamos aprendido de las Madres y las Abuelas: transformar el dolor en lucha.

Nos reconocimos como hijos de una generación revolucionaria que luchó por un país para todos y todas. Nos organizamos y reivindicamos a la política como herramienta de transformación.

Nacimos en plena oscuridad neoliberal con las leyes de Punto Final, Obediencia Debida y los indultos; con los genocidas sueltos caminando entre nosotros. Los repudiamos, los escrachamos y salimos a las calles a decir: a donde vayan los iremos a buscar, que el país sea su cárcel.

En la calle nos hermanamos con los desocupados, excluidos y marginados de la miseria planificada que denunciaba Rodolfo Walsh.

Veinte años después acá estamos, con más de 500 genocidas condenados.

Seguimos luchando por el juicio y castigo contra los civiles partícipes, ideólogos y beneficiarios económicos de la dictadura. Los Blaquier, los Massot, los Magnetto protegidos por sectores del Poder Judicial, amparados por la corporación mediática y bendecidos por la cúpula eclesiástica.

Acá estamos, abrazados a nuestros 116 hermanos y hermanas. Buscando a los 400 que nos faltan.

También abrazándonos con nuestros hermanos en otras partes del mundo: tejiendo redes con H.I.J.O.S. en la Colombia que resiste, en la Guatemala diezmada, en el Uruguay impune, en el Paraguay golpeado.

Acá están nuestros hermanos de Barcelona, quienes luchan en una España que olvida y silencia. Acá están nuestros hermanos de México donde la desaparición forzada sigue siendo una herida abierta con el dolor ardiente por los 43 estudiantes de Ayotzinapa, desaparecidos desde hace seis meses por el Estado mexicano.

Esto nos duele, en nuestros cuerpos tenemos inscrita la memoria del sufrimiento, de la tortura, de los asesinados y desaparecidos por las fuerzas de seguridad del Estado. Por eso no olvidamos y nuestra lucha se actualiza en cada pibe muerto en una comisaría, en cada mujer secuestrada por las redes de trata, en cada campesino desalojado.

Acá estamos festejando 20 años de lucha; sintiendo el orgullo de ser parte de este pueblo que recrea y levanta los sueños de nuestros viejos. Acá estamos, felices de caminar junto a miles de jóvenes de la Patria Grande; defendiendo las victorias; yendo por todo lo que falta; desafiando lo imposible.



NO OLVIDAMOS

NO PERDONAMOS

NO NOS RECONCILIAMOS



H.I.J.O.S. (Hijas e hijos por la Identidad y la Justicia contra el Olvido y el Silencio)



Red Nacional: Bahía Blanca, Capital Federal, Chaco, Córdoba, Jujuy, La Matanza, La Plata, Necochea, Paraná, Río Cuarto, Rosario, San Juan, San Rafael, Santa Fe

Red Internacional: Barcelona y México.

Embalse Río Tercero, Córdoba, 05 de abril de 2015.-

Lee el Articulo Completo

Documento para el 24 de marzo del Espacio Juicio y Castigo Rosario


A 39 años del golpe genocida cívico y militar del 24 de marzo de 1976



Como cada año para esta fecha, nos encontramos en este Monumento para homenajear la lucha de los treinta mil desaparecidos, a quienes reivindicamos como parte de una generación que se organizó políticamente para transformar la realidad desde la defensa de los intereses de las mayorías populares. Una generación que asumió la militancia, la solidaridad y el amor hacia los más débiles como una forma de vida; que no nació de la nada sino que se reconoció en una larga tradición de lucha que se remonta a los tiempos de la emancipación nacional; que peleó por un país sin pobreza, al servicio de los trabajadores y el pueblo, por una patria liberada del imperialismo y sus lacayos internos.
El 24 de Marzo de 1976 marcó un punto de inflexión en la sociedad argentina. Interrumpió y fracturó la valiosa trama social, política y cultural que existía hasta ese momento, y que había resistido los intentos de hacer retroceder a los trabajadores y al pueblo, en general, en sus conquistas sociales y políticas, obtenidas fundamentalmente durante el primer gobierno peronista; una resistencia popular que impedía la restauración del proyecto agroexportador, requerido por el imperialismo y sostenido por las oligarquías nativas para esta parte del continente.
A fines de los años sesenta y principios de los setenta, se vivía en la Argentina una gran vitalidad política, con una extraordinaria multiplicación de la organización y participación popular, pese al contexto de permanentes golpes de Estado, con sus secuelas de muerte, torturas y cárceles.
Argentina no estaba ajena a los procesos de liberación en América Latina. Es por esa razón que los aliados internos del imperialismo en cada país de nuestro continente aplicaron la misma estrategia represiva. Utilizaron los ejércitos locales, formados estos en la escuela francesa con la ayuda y la logística del ejército norteamericano.
El golpe de estado del 24 de marzo del 76 fue el golpe más siniestro y sangriento que sufrió nuestro país. Con una violencia y ferocidad que superó cualquier experiencia anterior, pusieron en práctica las formas más perversas de represión con la aparición de centros clandestinos de detención, las desapariciones de los compañeros, la apropiación de los bebés y el robo de los bienes de los detenidos como "botín de guerra". Las víctimas eran obreros, combatientes políticos, estudiantes, militantes sociales, religiosos, cooperativistas, gremialistas, en suma, cualquier persona que significara una resistencia al proyecto que pretendían instaurar.
El terrorismo de Estado apuntó a eliminar esa resistencia y a instalar el terror generalizado en la sociedad, para que esta se paralice, y así aplicar sus plan económico neoliberal.
La dictadura destruyó industrias y provocó despidos masivos, multiplicó geométricamente la deuda externa transformando la economía nacional en una economía dependiente. No olvidamos que lo único que estatizaron los privatizadores de Cavallo y Martínez de Hoz fue la deuda contraída en el exterior por las grandes empresas.
Los golpes de Estado en América Latina fueron también la respuesta a la experiencia realizada por la Revolución Cubana y a la lucha por la liberación de distintos países en el tercer mundo. La dependencia económica trajo consigo a la dependencia cultural y política. Nuestro país fue sometido a la peor supresión de libertad de prensa. En ese momento se crearon las condiciones para el desarrollo de los medios periodísticos hoy hegemónicos. Los grandes grupos de medios, televisión y radio, defendieron permanentemente las ideas e intereses del poder empresarial concentrado, que estuvo acompañado por el poder eclesial, judicial, sectores políticos y sindicales.
En los últimos años se reiniciaron los juicios a los genocidas, muchos de ellos hoy están presos y condenados, pero demasiados continúan procesados o sin sentencia firme con el peligro latente de que pasen los años y sean dejados en libertad. Aquí debe mencionarse la complicidad de la justicia que opera al servicio de la impunidad y que se resiste a ponerse al servicio de las mayorías y a democratizarse. No nos olvidamos que muchos represores continúan prófugos, entre ellos muchos civiles. Ese comportamiento del poder judicial se potencia cuando los acusados son los grandes empresarios beneficiarios de la dictadura, de apellidos como Blaquier, Herrera de Noble, Mitre, Magnetto o Massot.
Sabemos que falta mucha justicia por conquistar, pero seguimos en el camino de exigir a los jueces y a las instituciones que corresponda, que cumplan con su deber.
En nuestro país tenemos la satisfacción de ser el primero en el mundo en juzgar un genocidio dentro de sus fronteras y frente a jueces naturales, acorde al debido proceso. La lucha llevada adelante por los organismos de derechos humanos y las organizaciones que se fueron sumando a través de los años logró una vez más imponer la voluntad popular, demostrando que el pueblo unido y participando construye las herramientas para que esta democracia se profundice cada vez más.
Gracias a esa lucha, a lo largo de esta etapa conquistada a partir de la derogación de las leyes de impunidad y los indultos, 970 represores de la dictadura ha sido detenidos; 563 condenados; 889 procesados; han habido 136 sentencias por delitos de lesa humanidad en todo el país, 15 en la provincia de Santa Fe, 6 en Rosario.
Pero tenemos una larga lista de reclamos para esa esa Justicia. Reclamamos la urgente aceleración de las causas y que éstas sean unificadas para que los compañeros sobrevivientes no sean sometidos decenas de veces a revivir el horror. También debemos señalar, como lo hicimos el año pasado, el comportamiento cómplice de algunos magistrados como el juez Carlos Villafuerte Ruzzo que demora los juicios y ampara a represores como Víctor Chuly Rodríguez, a quien en vez de enviar a la cárcel permite viajar para hacer un Cruce de los Andes donde mancilla la bandera nacional y la imagen del general San Martín. En las próximas semanas comenzará el juicio oral y público por los secuestros de los compañeros Osvaldo Cambiaso y Eduardo Pereyra Rossi, del cual Chuly Rodríguez zafará por ahora gracias a los favores de Villafuerte Ruzo. Por eso hoy volvemos a insistir con su juicio político y destitución.
Cada 24 de marzo queremos recordar a aquellos compañeros que formaron parte de esta lucha y que hoy están en nuestra memoria. Queremos recordar especialmente a los testigos Jorge Julio López y Silvia Suppo, para quienes no dejaremos jamás de reclamar justicia por su desaparición y asesinato.
Por estos días se encuentra en su etapa final el juicio por el asesinato Silvia Suppo, la testigo de la causa Brusa. Y aquí queremos ser contundentes para expresar nuestro completo respaldo al reclamo de los compañeros del espacio Verdad y Justicia por Silvia Suppo, quienes demandan un juicio en el que se investigue el hecho como un crimen político, y no como un homicidio cometido en medio de un mero robo común como el que se está realizando.
El genocidio fue social, político, cultural y económico. Por eso apoyamos el reclamo en ese sentido realizado por los socios de la Biblioteca Constancio C Vigil, quienes exigen que sean juzgados los delitos cometidos contra esa popular institución saqueada por la dictadura.
Durante décadas los juzgados han desconocido que los delitos cometidos por los represores del terrorismo de Estado contra los colimbas y soldados de Malvinas son crímenes de lesa humanidad. Recientemente en un fallo vergonzoso, la Corte Suprema de la Nación rechazó el reclamo de los excombatientes para que esos delitos sean declarados imprescriptibles.
Queremos remarcar la importancia de que los juzgados no invisibilicen los delitos sexuales cometidos contra detenidas y detenidos políticos. En esa misma dirección acompañamos el reclamo para denunciar el especial ensañamiento de los genocidas con los militantes de la comunidad LGTB. En numerosos testimonios surgidos a lo largo de los juicios a los represores, aparecen manifestadas esas situaciones, del mismo modo que ocurrió con aquellas personas pertenecientes a la colectividad judía, o a los Testigos de Jeová por dar otro ejemplo.
La dictadura fue militar, pero también civil y clerical. Fue un plan genocida dirigido hacia el conjunto de la sociedad, que para imponerse se propuso como objetivo militar primordial eliminar a las organizaciones gremiales, políticas y sociales. Los desaparecidos en su amplia mayoría pertenecían a movimientos, sindicatos, partidos y agrupaciones. Por esa misma razón reivindicamos e impulsamos la participación y la militancia como herramienta para producir los necesarios cambios sociales. Desde esa convicción, no podemos dejar de sentir como propia la pérdida de cada militante social como ocurrió con Jere, Patom y Mono del Frente Darío Santillán (cuyo juicio ejemplar celebramos junto a sus compañeros); o Mercedes Delgado, de las comunidades eclesiales de base del barrio Ludueña, para quien exigimos Justicia. Del mismo modo nos pronunciamos ante las amenazas e intimidaciones a los integrantes de organizaciones territoriales como los compañeros del centro cultural Comunidad Rebelde de Villa Banana.
En este contexto reiteramos la especial preocupación que genera el crecimiento de la violencia, vinculada al fenómeno de la narcocriminalidad y sus vínculos con las fuerzas policiales, que expone la vida de aquellos que ponen el cuerpo allí donde el Estado no está presente. Así como nos alarman las propuestas de los sectores que reclaman mano dura, o que impulsan la represión y persecusión contra las organizaciones populares; que tienen como contracara linchamientos como el de David Moreira o hechos de violencia institucional, como la desaparición y muerte del joven Franco Casco en la comisaría séptima de Rosario.
El sueño de los primeros hombres y mujeres que lucharon por una patria grande, unida y antimperialista, como San Martín, Bolivar y Artigas, levantado como bandera por tantas generaciones a través de nuestra historia, ha vuelto a revivir en esta última década en nuestros países. Los importantes avances y conquistas obtenidos a lo largo y ancho del subcontinente, no pueden entenderse sino en el marco de ese proceso de integración de los pueblos, los cuales no están exentos de poderosos opositores de adentro y de afuera que apuestan a desgastar estos proyectos, y cuyas acciones destituyentes se han hecho más visibles este último año. En este punto no podemos dejar de subrayar los intentos desestabilizadores en toda la región, contra gobiernos democráticos elegidos por el voto popular, que tienen en Venezuela, Brasil y Argentina, su punto más álgido. Apuntalar con fuerza esta etapa, camino hacia una segunda y definitiva independencia sudamericana, será una de las mejores reivindicaciones que podamos hacer a los 30 mil desaparecidos.
A pesar de esos pasos dados hacia adelante, aún sufrimos graves consecuencias del neoliberalismo instaurado por los genocidas y profundizado como nunca en la década de los noventa. El fin de la pobreza, la trata de personas, la inclusión de todo los sectores sociales, la reforma profunda de las policías, fuerzas de seguridad, sistemas penitenciarios y servicios de inteligencia; la democratización de la comunicación, la justicia y la tenencia segura de la tierra; el derecho al aborto legal, seguro y gratuito, la nacionalización de todos los recursos naturales y su manejo ambientalmente sustentable, la reparación histórica para nuestros pueblos originarios, la ampliación de derechos de los trabajadores, son algunos de los tantos caminos que tenemos seguir transitando y para los cuales debemos aprender de la experiencia histórica acumulada; pero siempre desde la comprensión de que la realidad se cambia con la organización colectiva y la participación política.

Consignas

30 mil compañeros desaparecidos, presentes! ¡No olvidamos, no perdonamos, no nos reconciliamos! ¡Restitución de los hijos de desaparecidos apropiados por los genocidas! ¡Juicio y castigo para todos los responsables del terrorismo de Estado y sus cómplices! ¡Sentencia firme para todos los condenados en Argentina por delitos de lesa humanidad! ¡Exigimos la aceleración de las causas por crímenes del terrorismo de Estado que todavía duermen en los tribunales! ¡Exigimos la destitución del juez federal Villafuerte Ruzzo!


¡Exigimos juicio y castigo para los responsables materiales y políticos de los asesinatos de Juan Alberto Delgado, Rubén Pereyra, Ricardo Villalba, Walter Campos, Yanina García, Graciela Acosta, Claudio Lepratti, Graciela Machado y Marcelo Paccini, cometidos en por la policía de Reutemann en diciembre de 2001!

¡Repudiamos todo acto amedrentamiento, persecución y espionaje a organizaciones sociales y populares!

¡No a la judicialización y criminalización de la protesta! ¡Cierre de todas las causas abiertas contra luchadores!

¡Repudiamos los fallos judiciales en las causa Papel Prensa, Massot y Blaquier!

¡Por la aplicación plena y sin cautelares judiciales de la Ley de Medios!

¡Exigimos el Juicio y Castigo a los responsables materiales y políticos de los asesinatos de todos los militantes sociales, políticos y gremiales! ¡Exigimos justicia para todas las víctimas de violencia institucional!

¡Justicia para Franco Casco!

¡Exigimos el cierre del IRAR!

¡Exigimos al Estado del Vaticano la apertura de sus archivos secretos de la represión asesina en Argentina y que sean entregados al pueblo argentino!

¡Exigimos justicia y el esclarecimiento de la desaparición y asesinato de los testigos de juicios contra los genocidas Jorge Julio López y Silvia Suppo!

En este año, en el que se elegirá un nuevo presidente: ¡exigimos a los candidatos el compromiso público para dar continuidad de los juicios a los genocidas!

¡No a los golpes institucionales contra los gobiernos populares de latinoamérica! ¡Viva la patria grande!

¡HASTA LA VICTORIA SIEMPRE!!


ESPACIO JUICIO Y CASTIGO ROSARIO, 24 DE MARZO DE 2015.


ADHIEREN AL ACTO:

Madres del Plaza de Mayo

Familiares de desaparecidos
Asamblea por los Derechos del Humanos (APDH)
Colectivo de ex presos políticos y sobrevivientes
H.I.J.O.S.
Asociación de ex presos políticos HEROES DE TRELEW.
Espacio Verdad y Justicia por Silvia Supo
Mesa de la Memoria por la Justicia de San Nicolás
CTA de los trabajadores de Santa Fe
CTA de los trabajadores Regional Rosario
Amsafé Provincial
CGT Nacional - Secretaría de Derechos Humanos
Federación Argentina de telecomunicaciones – Fatel – Sitratel
Movimiento Evita
Juventud Peronista Evita
Frente de Mujeres del Movimiento Evita
La Cámpora
Instituto de Salud Floreal Ferrara
Fundación Corriente Cultural 1380
Centro Cultural La Chamuyera
Instituto Justicia Democrática
Movimiento GIROS
Frente Popular Darío Santillán
Ciudad Futura
Juventudes Socialistas de Rosario
La Junta Provincial del Partido Socialista
Partido Solidaridad e Igualdad
Corriente Peronista Descamisados
Cooperativa de trabajadores en lucha La Toma
El Puente en La Toma
Comisión Gremial
Centro Cultural La Toma
Cátedra Libre Oscar Massota
Fundación Igualar
Rosario para la Victoria
Culb Atletico Newell' Old Boys
Departamento de filiales
Departamento Solidario jornada de cancha de todos lados todos los barrios
Agrupación Militancia Leprosa
Movimiento de Pertenencia Leprosa
Agrupación gremial Trabajadores por la transformación judicial
Nuevo Encuentro
Agrupación La Masotta
Sindicato de Prensa Rosario
Club Atlético Rosario Central
Agrupación Crece

Encuentro de producción Docente/Graduados de la facultad de psicología

Coordinadora Mujeres de Negro Argentina

Agrupación de Psicólogos COLEGIO ABIERTO
Federación de Estudiantes Secundarios
Unión de Estudiantes Secundarios
Movimiento Terciario Evita
Movimiento Universitario Evita
Agrupación "Rodolfo Ortega Peña". Facultad de Derecho
Frente Universitario Popular. Facultad de Ciencias Exactas, Ingeniería y Agrimensura.

Lee el Articulo Completo

Arderá la memoria hasta que todo sea como lo soñamos

Organizaciones de derechos humanos, con Madres, Familiares, APDH, el Colectivo de ex presos y sobrevivientes,  e HIJOS a la cabeza, convocan el acto por el 39 aniversario del “golpe genocida cívico y militar perpetrado el 24 de marzo de 1976”.
Según precisaron en la rueda de prensa organizada minutos antes de la habitual ronda de las Madres de la plaza 25 de Mayo, el próximo martes 24 de marzo la ya tradicional movilización volverá a dirigirse al Monumento Nacional a la Bandera, donde habrá un acto de “homenaje a los desaparecidos”.
La concentración será a las 17, en Moreno y Santa Fe (Plaza San Martín), para comenzar la marcha a las 18”, indicaron en un comunicado de prensa en el que se adelantó que tras la movilización, que concluirá en el Monumento, se leerá un texto que, entre diferentes consideraciones y demandas, reclama la continuidad de las causas “contra los genocidas y sus cómplices”, se hace “un pedido expreso en ese sentido dirigido a los candidatos atento a que este es un año electoral”, se denuncian “los obstáculos que sectores del Poder Judicial ponen para el avance de los juicios, principalmente con los sectores civiles beneficiarios de la dictadura” y se repudian “los intentos desestabilizadores a los gobiernos democráticos electos por el voto popular”.
“La actividad –añadieron las organizaciones de derechos humanos–, cerrará con un espectáculo musical a cargo de Coki & The Killer Burritos y La Barca, banda que presentará temas de “una obra conceptual enfocada en los años que van desde la dictadura hasta la recuperación de la democracia”.

Lee el Articulo Completo

Presentación de libro Mirar la tierra hasta encontrarte

El miércoles 25 marzo a las 19, el investigador Hugo Kofman presentará en el Museo de la Memoria de Rosario su libro Mirar la tierra hasta encontrarte, en el que se da cuenta de la investigación que permitió identificar a ocho desaparecidos en el Campo Militar de San Pedro. El autor estará acompañado por el fiscal federal Federico Reinares Solari y la periodista Sonia Tessa. La actividad es impulsada por la organización HIJOS Rosario.
Más información »

Lee el Articulo Completo

Marcha y acto por el 24 de marzo



Las organizaciones de derechos humanos informarán este jueves a las 18, en la ronda de las Madres de plaza 25 de mayo, los detalles del acto y movilización por los “39 años del golpe genocida cívico militar”.
Más información »

Lee el Articulo Completo

Se suspendió el inicio del juicio Cambiaso-Pereyra Rossi: Suman dos nuevos imputados


El juicio por el secuestro y asesinato de los militantes peronistas Osvaldo Cambiaso y Eduardo Pereyra Rossi –ocurrido en los meses finales de la última dictadura cívico militar–, que estaba previsto que comience este lunes, suspendió su inicio porque el Tribunal Federal decidió incorporar dos imputados más al proceso. Aún no definieron una nueva fecha.

Según informaron desde el equipo investigaciones de la agrupación HIJOS Rosario “la postergación del juicio se debe a que los jueces Tribunal Oral en Lo Criminal Federal Nº 2 de Rosario (TOF2) resolvieron la incorporación de dos nuevos imputados al proceso”.

De acuerdo a la explicación de HIJOS, “a principios de este mes el TOF2 decidió incorporar al debate oral las imputaciones contra Jorge Rodolfo Rodríguez y Carlos Alberto Lucena”, los cuales están acusados de integrar el grupo de fuerzas conjuntas que en mayo de 1983 secuestró en Rosario a los militantes Osvaldo Cambiaso y Eduardo Pereyra Rossi, cuyos cuerpos “aparecieron” luego en cercanías a la localidad de Lima (provincia de Buenos Aires), con claros signos de tortura.

“Por las incorporaciones de estos imputados, ahora se deben agregar una serie de pasos judiciales que necesariamente generarán una demora al inicio del proceso como había sido planeado originalmente, que no tiene porqué ser muy prolongada”, indicó la organización a través de un comunicado.

En el marco del juicio por el secuestro, torturas y asesinato de los militantes peronistas Eduardo Pereyra Rossi y Osvaldo Cambiaso, perpetrado en mayo de 1983, estarán en el banquillo de los acusados, además de los dos represores que se sumaron en la última resolución del TOF2 ( Rodríguez y Lucena), el ex dictador Reynaldo Bignone; el ex comisario Luis Patti; el suboficial de la policía bonaerense, Juan Amadeo Spataro; y los integrantes del Destacamento de Inteligencia 121, Pascual Guerrieri, Luis Muñoz, Juan Andrés Cabrera, Ariel Zenón Porra, Walter Pagano, Carlos Sfulcini y Antonio López.

“Seguiremos exigiendo que también sea llevado a juicio Víctor Chuly Rodríguez, a quien el juez de instrucción Carlos Villafuerte Ruzo, le sigue otorgando impunidad para seguir insultando la memoria del general San Martín con su farsa del Cruce de los Ándes”, remarcaron desde la organización. 

Lee el Articulo Completo

“Chuly Rodríguez debería estar preso esperando el juicio”


“Mientras la Cámara Federal ordenó que Víctor Chuly Rodríguez sea procesado y detenido, Villafuerte Ruzo no sólo desobedece a sus superiores manteniendo en libertad al represor, sino que lo autoriza una vez más para que haga la farsa del Cruce de los Andes”, se quejaron desde HIJOS Rosario, agrupación que representa legalmente a la familia de Osvaldo Cambiaso, una de las víctimas por las que Rodríguez está acusado de secuestro, torturas y homicidio.

Este martes, el juez federal de San Nicolás, Carlos Villafuerte Ruzo, firmó –como sucedió el año pasado– una autorización para que el teniente coronel retirado Víctor Chuly Rodríguez realice el Cruce de los Andes, un emprendimiento que el ex militar lleva adelante hace tiempo, en el que encabeza a un grupo de turistas que replican el viaje a lomo de mula que realizó el general José de San Martín. El permiso ante el magistrado solicitado por Rodríguez, se debe a que el ex jefe del Batallón 121 de Inteligencia durante la dictadura está acusado en la investigación del secuestro y homicidio de los militantes peronistas Osvaldo Cambiaso y Eduardo Pereyra Rossi, ocurrido el 14 de mayo de 1983.

De acuerdo al comunicado difundido por la organización de derechos humanos, por esos asesinatos, los últimos cometido en el marco del terrorismo de Estado, desde el 23 de febrero de este año comenzará un juicio oral y público contra nueve integrantes del Batallón 121 procesados por el secuestro y homicidio de los militantes del peronismo revolucionario en ese momento enrolados en la agrupación justicialista Intransigencia y Movilización. “Pero quien por aquellos años era el jefe del destacamento militar que dirigió el operativo, Víctor Rodríguez, no estará en el banquillo de los acusados gracias una «falta de mérito» dictada por Villafuerte Ruzo”, indicó el texto de la agrupación. La medida judicial, según denunciaron desde HIJOS, “fue revisada en dos oportunidades por la Cámara Federal de Rosario, que ordenó el procesamiento y detención de Rodríguez, pese a lo cual el juez mantiene su postura”.

Para la agrupación HIJOS “no hay ninguna razón judicial para entender la conducta del magistrado nicoleño”. “Sólo una amistad profunda o una comunión de intereses inconfesables entre el juez y el represor, pueden explicar que toda su patota esté lista para ser juzgada el próximo 23 de febrero y Rodríguez, el jefe del Batallón 121 de ese entonces, no esté sentado en el banquillo de los acusados”, apuntaron.

“Es una vergüenza para la justicia y una afrenta para la historia argentina, que en vez de estar juzgando a este represor que integró la más sangrienta dictadura, responsable además de la puesta de rodillas de nuestro país ante las potencias internacionales y de la instauración de un modelo económico colonial que destruyó nuestra industria, tengamos en cambio que asistir a esta parodia de Cruce de los Andes que realiza cada año Rodríguez, que desvirtúa la epopeya latinoamericana del general San Martín”, señaló por último el comunicado de HIJOS.

Datos del juicio próximo

El próximo 23 de febrero, el Tribunal Oral Federal 2 de Rosario comenzará el juicio por el secuestro, torturas y asesinato de los militantes peronistas Eduardo Pereyra Rossi y Osvaldo Cambiaso, perpetrado en mayo de 1983.

Estarán en el banquillo de los acusados el ex dictador Reynaldo Bignone; el ex comisario Luis Patti; el suboficial de la policía bonaerense, Juan Amadeo Spataro; y los integrantes del Destacamento de Inteligencia 121, Pascual Guerrieri, Luis Muñoz, Juan Andrés Cabrera, Ariel Zenón Porra, Walter Pagano, Carlos Sfulcini y Antonio López.

El 14 de mayo de 1983, cuando la dictadura se retiraba, un grupo de tareas del Batallón 121 del Ejército secuestró a Cambiaso y Pereyra Rossi en el bar Magnum de Córdoba y Ovidio Lagos, a la vista de todo el mundo. Dos días después, los cuerpos de ambos aparecieron en la localidad bonaerense de Lima, con claros signos de tortura, pero un comunicado oficial aseguraba que todo había sido consecuencia de un “enfrentamiento”.

Lee el Articulo Completo

El Mencho vuelve a casa

Eduardo Mencho Germano.
Eduardo Mencho Germano.
 Los restos de Eduardo Raúl “El Mencho” Germano, desaparecido el 17 de diciembre de 1976 e identificado por el Equipo Argentino de Antropología Forense (EAAF) en julio de este año, serán restituidos a su familia este miércoles.
Familiares y organismos de derechos humanos realizarán actos y homenajes en Rosario y en Paraná. En Rosario, el próximo miércoles a las 19.30, se realizará el acto de restitución de los restos de Germano en el Patio Cívico, a escasos metros del ex Servicio de Informaciones de la Policía, donde funcionó un centro clandestino de detención tortura y exterminio en el que Germano y miles de personas más estuvieron secuestrados.
La actividad es impulsada por la familia Germano, Madres de Plaza 25 de Mayo, HIJOS Rosario, Abuelas filial Rosario, Familiares de detenidos y desaparecidos por razones políticas, APDH, CTA de los trabajadores, Colectivo de ex presos políticos y sobrevivientes, Amsafé provincial, La Masotta, la Secretaría de Derechos Humanos de la Provincia de Santa Fe y el Museo de la Memoria.
El viernes 19 a las 19.30, en la Plaza Alvear de Paraná, la familia convoca a un “acto de bienvenida y recibimiento a su ciudad”, para luego realizar un homenaje a Eduardo.
El sábado 20, por la mañana, se trasladarán los restos de Germano al Cementerio Parque de la Paz (San Benito) de la capital entrerriana.
Las actividades en Paraná son impulsadas por la familia Germano y la Multisectorial por los Derechos Humanos, integrada por la Subsecretaría de Derechos Humanos de la Provincia de Entre Ríos, Afader, HIJOS Regional Paraná, Agmer Paraná, ATE, Movimiento 20 de Diciembre, Nueva Corriente, Ajer, Apyme, Agmer Entre Ríos, Secretaría de Derechos Humanos de la Municipalidad de Paraná y La Solapa.
A través de un comunicado de prensa, la familia Germano planteó que la invitación a los actos de restitución de Eduardo “es extensiva a todos los que se sientan parte de este triunfo colectivo que también representa la esperanza de nuevas identificaciones y alcanzar el objetivo de justicia para las víctimas de desaparición forzada durante la dictadura cívico militar”.
En julio de este año, la familia de Eduardo Germano informó que el Eaaf había identificado sus restos en el cementerio La Piedad. Germano era un joven de 18 años nacido en la provincia de Entre Ríos que fue desaparecido el 17 de diciembre de 1976 en Rosario, donde se había trasladado clandestinamente luego de haber sido detenido y liberado en su provincia.
Los restos de Germano fueron sepultados como NN en una tumba del cementerio rosarino La Piedad, donde el Eaaf realiza –desde 2011– excavaciones en 123 sepulcros con el fin de identificar a desaparecidos de la última dictadura.
“Después de 38 años de lucha por la verdad, ésta se hace presente de forma incontestable”, señalaron a través de un comunicado Gustavo y Diego Germano, hermanos de Eduardo.
La voluntad de la familia Germano es que los restos de Eduardo descansen junto a los de su padre Felipe, fallecido en 2002; de su madre Carmen, quien murió en 2012; y el tercer hermano Guillermo, fallecido en 2009.
Germano nació el 20 de febrero de 1958 en Villaguay, Entre Ríos, y a los 16 años fue elegido presidente del Centro de Estudiantes del Colegio La Salle de Paraná, donde comenzó a militar en Montoneros.
“En julio de 1976 fue detenido-desaparecido durante nueve días en el centro clandestino de detención del Escuadrón de Comunicaciones del Ejército en la ciudad de Paraná. Una vez en libertad se traslada a la ciudad de Rosario, donde vive clandestinamente”, recordaron sus hermanos en un comunicado difundido el día en que se conoció su identificación.
Cuando tenía 18 años fue detenido en Rosario, el 17 de diciembre de 1976, “un día antes de un encuentro previsto con nuestros padres”.
Los familiares pudieron determinar que estuvo en el centro clandestino que funcionó en el Servicio de Informaciones (SI) de la Policía local, donde sufrió torturas.
Según indicaron, “Eduardo fue asesinado junto con María Cristina Cayetana Pagnanelli. Sus cuerpos fueron volados con explosivos junto a la estación transformadora de energía en el barrio de Fisherton”.
Finalmente, creen que los restos fueron enterrados en febrero de 1977 en una tumba NN del cementerio La Piedad de Rosario.

Lee el Articulo Completo

El espacio Juicio y Castigo Rosario convoca a la sentencia del Triple crimen de Villa Moreno

"Los juzga un tribunal los condenamos todos"

La sentencia se leerá este jueves a las 12.30. Foto: Franco Trovato

El espacio juicio y castigo Rosario convocó a apoyar en los tribunales provinciales a los familiares y compañeros de militancia de los jóvenes asesinados en el Triple crimen de Villa Moreno. “Ante la lectura de la sentencia de este jueves en el juicio por la masacre del 1 de enero de 2012, exigimos a la Justicia una condena ejemplar”, reclamaron.

“Porque es fundamental para enfrentar la violencia narcopolicial que se disputa nuestros barrios, porque no pueden ser los militantes sociales los que paguen con su vida las ausencias del Estado, porque la Justicia es una construcción social y el pueblo de Rosario ya se ha expresado en la calle, exigimos una condena ejemplar contra los acusados del Triple crimen de Villa Moreno”, señalaron los organismos de derechos humanos en un comunicado difundido este miércoles bajo el título: “Los juzga un tribunal, los condenamos todos”. La sentencia se leerá este jueves a las 12.30.

"En la movilización y el empuje realizado por quienes militaron todas estas semanas alrededor del juicio por el Triple crimen, vemos cómo la experiencia de construcción social de la justicia, desarrollada por las organizaciones de derechos humanos desdes hace más de treinta años ha sido incorporada por nuestro pueblo y sus organizaciones", planteo el texto de Juicio y Castigo.

El espacio Juicio y Castigo, que fue formado en 2009 para acompañar e impulsar las instancias orales y públicas de las causas por delitos de lesa humanidad cometidos en el marco del terrorismo de Estado, nuclea a sobrevivientes de la dictadura, testigos y querellantes de las causas por delitos de lesa humanidad y organizaciones defensoras de los derechos humanos como Madres de la plaza 25 de Mayo, Familiares de desaparecidos, la Asamblea por los Derechos Humanos e HIJOS Rosario, entre otras.

Ante el inminente fallo en el juicio por el Triple crimen de Villa Moreno, en el que tres militantes del Movimiento 26 de junio y el Frente Popular Darío Santillán fueron asesinados por una banda sindicada como narco y con fuertes vínculos policiales, las organizaciones de derechos humanos llamaron a “hacerse presente en los tribunales provinciales para enfrentar colectivamente a la impunidad y hacer escuchar la voz de quienes con su militancia cotidiana combaten la iniquidad en nuestras barriadas populares”.

Lee el Articulo Completo

"Los gobiernos sólo realizan lo que los pueblos piden con autoridad y firmeza" Scalabrini Ortiz